Los mili y kilo vatios

¡Hola!

¿Os acordáis cuando en el colegio nos enseñaban los prefijos de magnitudes? Todos nos acordamos de los ‘deci’, ‘centi’ y ‘mili’ por abajo, y de ‘deca’, ‘hepta’ y ‘kilo’ por arriba. Sin embargo cada día que pasa aumenta la capacidad de almacenamiento de los discos duros, llegándose a agotar los prefijos y haciendo necesario el uso de nuevos prefijos. Afortunadamente la IUPAC ya había pensado en ello y así nacieron prefijos tan bonitos como yocto y yotta (genial nombre artístico para un duo humorístico). Podéis consultar la lista entera, como no, en la wikipedia.

Los más científicos podréis argumentar que expresando los valores con potenicas de base diez los prefijos son innecesarios. Así, en vez de decir “tengo un disco duro de 2 Teras” se puede decir “tengo un disco duro de 2 por-diez-elevado-a-doce bytes”. Pero la verdad, no es cómodo para nada.
Un problema que si comparten tanto prefijos y la notación científica es la capacidad de marearnos con las cifras grandes. ¿Cuál es la masa del planeta Tierra? Pues 5,9736 × 10^24 kg. ¿Qué os parece más fácil de pronunciar y recordar? “seis por-diez-elevado-a-veinticuatro” o “seis yottogramos”? De pronunciar está claro que “yotto”, pero de recordar… ¡antes debería acordarme de cuántos ceros significa yotto!

Fijaros además en la incongruencia con las unidades de masa. La unidad básica de masa en el Sistema Internacional (SI) es el kilogramo, un múltiplo de la unidad que da el nombre. Cierto es que se puede poner potencias en 10 relacionado con lo que quieras. La masa de la Tierra también son 5,9736 × 10^21 Mg (toneladas o megagramos), pero es algo desordenado. Afortunadamente es la única excepción que conozco, el resto de unidades del SI no tienen prefijo.

¿Y porqué os cuento todo este rollo? Pues porque considero que equivocarse en magnitudes grandes es fácil, entendible y perdonable. Pero en unidades pequeñas es ligeramente cómico. El artículo que me hizo saltar las alarmas fue uno de Nacho Azparren titulado “Mucho brillo, poco daño” y publicado en LNE hace un par de meses. El artículo merece un aplauso, pues está escrito por un periodista deportivo que FUE y PREGUNTÓ a alguien que sabía más, en este caso a un oftalmólogo, sobre los posibles efectos perjudiciales de los punteros láseres en los futbolistas. El artículo es de lo mejorcito que he leído en prensa deportiva en mucho tiempo, pero tiene una gran errata: el uso incorrecto de prefijos. Donde el redactor quería decir “milivatio” escribió “mil vatios“. Es como si hubiera confundido milímetros con kilómetros. Vale, cualquier persona está más familiarizada con el manejo de unidades de longitud que con el de unidades de potencia. Pero sigue siendo un error gordo, ¿quién se va a creer que un láser que cabe en la mano tiene más potencia que un electrodoméstico? ¡Menudas pilas!

Tal vez si deportes automovilísticos usaran el SI estaríamos todos más acostumbrados a manejar la potencia y este error se hubiera evitado. Un hipotético láser de 5 mil vatios, o mejor dicho, 5 KW tendría más potencia que algunos coches antíguos, como el mítico Citroën 2CV, porque 5 KW=7 CV (redondeando). Me quiero repetir, ¡menudas pilas! El problema técnico de alimentar un coche eléctrio ya estaría resuelto.

Hay que ver cómo me recreo en los errores ajenos. Espero que no consideréis estas últimas entradas como ataques al trabajo profesional de los periodistas. Ellos son capaces de publicar artículos a diario, mientras que yo necesito horas y horas para escribir cualquier cosa. En realidad admiro a cualquier periodista al ver que son capaces de rellenar hojas a veces sobre noticias intrascendentes. Lo de no verificar informaciones o contrastar noticias sí que me parece más preocupante, pero es un consecuencia del buscar el mayor número de noticias con el menor gasto posible.

Y para acabar, aclarar algo en lo que suelo equivocarme mucho. La unidad de potencia en el SI se escribe watt en inglés (símbolo W), mientras que en castellano vatio. Escribir “watio” o “batio” en castellano parece ser que es ortográficamente incorrecto. Eso es lo que se deduce a partir del diccionario online de la Real Academia Española. Aún así yo seguiré escribiendo “spin” en lugar del propuesto por la RAE, “espín”, porque me recuerda un puercoespín.

¡Qué guapos son los erizos! Ayer ví uno en la pista finlandesa. :-D
Erizo

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: